Infórmate de las enfermedades en las que estamos especializados

Policitémia vera

Policitemia vera a Vall d'Hebron

Es una enfermedad hematológica crónica infrecuente, un tipo de cancer de muy lenta evolución. Se caracteriza principalmente por el aumento de producción de glóbulos rojos, asociada a un mayor riesgo trombótico tanto en venas como arterias. Tiene síntomas inespecíficos como el aumento de rubicundez facial y el picor corporal.Aunque por el momento no se puede curar, se controla eficazmente.

Información destacada

 

Está incluída en el grupo de enfermedades mieloproliferativas crónicas. Su causa es desconocida, aunque se conocen mutaciones asociadas a la misma en el gen JAK2 que se prensentan en un 98% de los casos. No se hereda, pero en algunas familias puede haber varios afectados.

Se caracteriza por el aumento de producción de glóbulos rojos (también pueden aumentar los glóbulos blancos y plaquetas) y su asociación con mayor riesgo de trombosis arterial o venosa.

Es una enfermdad crónica, no curable hasta ahora, que se controla eficazmente durante largos periodos de tiempo y en general no dificulta las actividades diarias y el trabajo. Son pacientes que tienen mayor riesgo que la población general de desarrollar otras enfermedades hematológicas como leucemia aguda o mielofibrosis.

  

Los síntomas

Inicialmente puede ser asintomática. Es característico el rubor facial. Los pacientes suelen presentar cansancio, dolor de cabeza, mareos y picor (especialmente después de la ducha). También pueden presentar dolor abdominal por aumento del tamaño del bazo.

 

¿A quién afecta la enfermedad?

 Afecta principalmente a pacientes de alrededor de 60 años, algo más frecuente en hombres que mujeres.

 

El diagnóstico

Se hace principalmente mediante una analítica donde se evidencian valores altos de hemoglobina y hematocrito, también pueden aumentar plaquetas y glóbulos blancos. Además también se realiza un estudio molecular (mutación del gen JAK2) mediante analítica. A veces pueden ser necesarios otros estudios para completar el diagnóstico, como por ejemplo una biopsia de médula osea.

 

El tratamiento habitual

El tratamiento tiene como objetivo prevenir complicaciones y controlar los síntomas. Se basa en disminuir el exceso de glóbulos rojos mediante  flebotomías (extracciones de sangre que se hacen en el banco de sangre). Salvo alguna contraindicación, los pacientes requieren antiagregación (ácido acetilsalicílico). También pueden estar indicados otros fármacos que disminuyen los glóbulos rojos.

 

Las pruebas más habituales

Se controla habitualmente con analíticas

 

Prevención

Lo más importante es prevenir las complicaciones trombóticas asociadas a esta enfermedad, mediante el control de factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, dislipemia, no fumar, obsidad, sedentarismo) y cumpliendo el tratamiento recomendado por su hematólogo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por centros

Hospital General

Dónde se encuentra
     
Profesionales relacionados
Dr. Josep
Tabernero Caturla
Jefe de Servicio
Oncología Médica
Dra. Enriqueta
Felip
Jefe de Sección
Oncología Médica
Tècnic de Recerca
Grup de tumors toràcics i càncer de cap i coll
Dr. Joan
Carles Galcerán
Jefe de Sección
Oncología Médica
Tècnic de Recerca
Genitourinary, Central Nervous System (CNS) Tumors, Sarcoma and cancer of unknown primary site program
Dra. Teresa
Macarulla Mercadé
Médico
Oncología Médica
Sra. Sandra
Renard
Sra. Nuria
González Pedrero
Enfermero/a
Hematología
Sr. Lluís
Peña Garcia
Administración
Oncología Médica