Un 36% de las pacientes atendidas por violencia sexual por la Unidad de Atención a las Violencias hacia la Infancia y la Adolescencia de Vall d'Hebron (Equipo EMMA) padecen estrés postraumático

El Equipo EMMA aboga por una comunicación abierta con los niños y adolescentes sobre el uso de las nuevas tecnologías, ya que de su uso se derivan beneficios, pero también riesgos para el desarrollo

09/11/2023

Recuerdos intrusivos y pesadillas recurrentes en las que se revive el episodio de violencia, evitar situaciones, lugares o personas asociados a los hechos, irritabilidad, estado de hipervigilancia, dificultad para experimentar emociones positivas y/o pérdida de interés en actividades que antes resultaban gratificantes. Estos son los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT) que experimenta un tercio de las pacientes atendidas por violencia sexual en la Unidad de Atención a las Violencias hacia la Infancia y la Adolescencia de Vall d'Hebron (Equipo EMMA) en el último año. Este es el tipo de violencia más común atendido por el Equipo EMMA, experimentado por el 80% de los 314 pacientes atendidos entre noviembre de 2022 y noviembre de 2023. El Equipo EMMA es el dispositivo de referencia para niños y adolescentes menores de 16 años víctimas de violencia sexual en la ciudad de Barcelona. Otros tipos de violencia que sufren los niños y adolescentes son la violencia física (14%) y la negligencia en el cuidado de los niños (2%). "Una niña con una edad media de diez años que hace la revelación a su madre sigue siendo el perfil característico de la paciente por violencia sexual que atendemos en nuestra consulta: nuestras pacientes tenían entre 8 y 12 años en un 87% en el momento de los hechos", expone la Dra. Anna Fàbregas, del Servicio de Pediatría y coordinadora del Equipo EMMA, que hoy ha presentado su balance anual.

Un 60% de las víctimas de violencia sexual presentan psicopatología que hace necesario que reciban tratamiento especializado. El trastorno de estrés postraumático es la psicopatología más común en un 36% de los pacientes atendidos, seguido de la depresión, las conductas autolesivas y la ansiedad. "La duración media del tratamiento es de un año, aunque se individualiza según las características de los pacientes, habiendo niños, niñas y adolescentes que necesitan menos sesiones y otros que realizan tratamiento durante años. En este proceso terapéutico es muy importante el acompañamiento emocional y el apoyo de los familiares cuidadores o tutores", expone Mireia Forner, psicóloga clínica del Equipo EMMA. En el último año, Vall d'Hebron ha puesto en marcha la terapia cognitivo-conductual grupal centrada en el trauma para adolescentes víctimas de violencia sexual y sus familias cuidadoras. Siete chicas víctimas de violencia sexual y sus cuidadores principales han participado en dieciséis sesiones grupales: ocho sesiones en grupo para las víctimas y ocho para sus familias, acompañadas de dos sesiones individuales. "Hemos observado que la terapia cognitivo-conductual en grupo está dando buenos resultados, ya que reduce los sentimientos de vergüenza, aislamiento y estigmatización de las víctimas y sus familiares, al crear un clima de confianza y romper el silencio entre personas que han vivido una situación similar", añade Mireia Forner.

En un 13% de los pacientes atendidos por el equipo EMMA por violencia sexual, la violencia sexual ha tenido lugar entre iguales: el agresor era de una edad similar a la de la víctima, ya sea en el ámbito intrafamiliar o extrafamiliar. Los episodios de violencia sexual se han producido mayoritariamente en el ámbito intrafamiliar (un 49%) y en un 35% en el ámbito extrafamiliar, excluyendo la violencia sexual entre iguales. Cuando el agresor pertenece a la familia de la víctima, es el padre quien con más frecuencia inflige la violencia sexual (en un 30%), seguido de la pareja de la madre (un 19%), el primo (un 17%), el abuelo (11%) y el hermano (6%). Por ámbitos, la escuela y el tiempo libre son otros espacios donde también se producen situaciones de violencia sexual. "En la gran mayoría de las pacientes que hemos atendido por violencia sexual, el agresor era alguien que la víctima conocía, en un 85% de los casos", recuerda Giuliana Ríos, trabajadora social sanitaria: "Como sociedad, es muy importante trabajar el concepto del consentimiento en las relaciones afectivosexuales: el consentimiento debe ser libre, activo, consciente e informado; ante la duda, no hay consentimiento. El consentimiento es específico de una situación, una persona y un momento, y es reversible, se puede retirar en cualquier momento", explica Giuliana Ríos.

En cuanto al uso de las nuevas tecnologías y el consumo de contenidos pornográficos, el Equipo EMMA recomienda mantener una comunicación abierta con los niños, niñas y adolescentes, así como brindar acompañamiento y supervisión parental y utilizar sistemas de protección informática.

Código EMMA en el Servicio de Urgencias del Hospital Infantil y Hospital de la Mujer

Un 38% del total de las 314 pacientes atendidas por el Equipo EMMA el último año, es decir, 120 pacientes, llegaron a Vall d'Hebron a través del Servicio de Urgencias. Durante el último año, el Equipo EMMA ha formado a profesionales médicos, de enfermería y auxiliares de enfermería que trabajan en el Servicio de Urgencias del Hospital Infantil y Hospital de la Mujer para crear un Código EMMA específico con el fin de atender con la máxima diligencia y especialización a las víctimas de violencia sexual. ‘’Una vez que el niño, niña o adolescente que ha sufrido violencia sexual pasa el triaje, es derivado a un box específico donde se centraliza todo su abordaje, con el fin de evitar la revictimización a través de la repetición de preguntas o procedimientos. Los profesionales sanitarios cuentan con una formación específica para atender a este paciente en un momento tan delicado, escuchando sus necesidades y coordinándose con todas las especialidades", explica la Dra. Anna Fàbregas.


Campaña de concienciación 'Actuamos en equipo contra las violencias'

De los 314 pacientes por violencia contra niños, niñas y adolescentes atendidos en Vall d'Hebron el último año, un 65% (203 casos) fueron derivados por profesionales sanitarios que trabajaban en otras instituciones, principalmente a través de centros de atención primaria, un 15% (46 pacientes) a través de sus familias, un 10% a través del sistema catalán de protección de la infancia y la adolescencia (31 casos) y un 7% (21 casos) desde centros educativos. "La violencia contra los niños, niñas y adolescentes se da en las familias, en las escuelas, en los centros deportivos y de ocio. Está a nuestro alrededor y a menudo no la detectamos. La prevención implica no mirar hacia otro lado y formar a los profesionales que tienen contacto habitual con niños, niñas y adolescentes para que sepan identificar y responder ante posibles casos", reflexiona Mireia Forner. Por este motivo, Vall d'Hebron ha puesto en marcha la campaña de concienciación 'Actuamos en equipo contra las violencias', que se desarrollará a través de redes sociales con el hashtag #ActuamosEnEquipo hasta el 20 de noviembre, Día Universal de los Derechos del Niño.

Por otro lado, este año Vall d'Hebron ha llevado a cabo varias formaciones externas para mejorar la detección y ayudar a identificar mejor posibles casos de violencia física y sexual contra niños y adolescentes, como una forma fundamental de prevención. El pasado 19 de septiembre, expertas del Equipo EMMA impartieron una jornada de formación organizada por el Institut Català de la Salut (ICS) y dirigida a los profesionales sanitarios, especialmente a los equipos de pediatría, enfermería y trabajo social de la atención primaria, que son los que tienen un contacto más frecuente con los niños y sus familias, así como de los centros de salud mental infantil y juvenil, entre otros. El 87% de los profesionales sanitarios que participaron habían encontrado previamente un caso de violencia sexual en el ejercicio de su trabajo y el 67% habían utilizado en algún caso el protocolo de actuación en casos de violencia infantil.

La Fundación FC Barcelona y Vall d'Hebron organizaron el pasado 5 de octubre una jornada sobre violencia sexual en la infancia y la adolescencia en la que participaron 210 profesionales del ámbito deportivo, el ocio y la educación que trabajan con niños y jóvenes de toda Cataluña. En el transcurso de la jornada, que tuvo lugar en el Auditorio del Camp Nou, se abordó esta problemática desde un enfoque multidisciplinario centrado en la prevención, detección y actuación, además de exponer diferentes casos prácticos, con la presencia de destacados ponentes expertos tanto del Equipo EMMA como de la Fundación FC Barcelona.

Asimismo, el Equipo EMMA continúa mejorando la formación de los profesionales de Vall d'Hebron para detectar casos de violencia contra niños y adolescentes. El pasado julio, impartieron en el Centro de Simulación Clínica Avanzada de Vall d'Hebron diversos cursos de simulación para residentes del Servicio de Pediatría de Vall d'Hebron con el fin de garantizar una formación específica en violencia infantil y facilitar la detección de los signos y el conocimiento del protocolo de actuación. El 100% de los asistentes detectaron posteriormente una clara mejora en la seguridad en la atención a estos pacientes.

El Equipo EMMA atiende a 314 pacientes en el último año, la mayoría de ellos víctimas de violencia sexual

Compártelo:

Notícies relacionades

Professionals

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vallhebron.cat, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.