Infórmate de las enfermedades en las que estamos especializados

Cáncer de próstata

Càncer de próstata Vall d'Hebron

El cáncer de próstata es uno de los cánceres más frecuentes en la población masculina, se trata del tumor maligno más frecuente del aparato genitourinario masculino y es la segunda causa de mortalidad por cáncer en el hombre  después del cáncer de pulmón, con una mortalidad del 12%.

Información destacada

 

Si existe sospecha porque existen síntomas o por un PSA elevado, se realizará un tacto rectal y una nueva determinación de PSA en sangre.Si el tacto rectal es positivo ( se aprecia nódulo o endurecimiento  de la próstata ) se realizará una biopsia. Si el tacto rectal es negativo, se valorarán los niveles de PSA, para decidir o no la práctica de la biopsia. El PSA se utiliza como cribaje en la población general para poder diagnosticar precozmente el cáncer de próstata.

Es un buen marcador tumoral, porque aumenta cuando las glándulas prostáticas  se destructuran a causa de su crecimiento tumoral. Al estar también presente en la próstata normal y al aumentar asimismo en  el crecimiento benigno de la próstata, debe interpretarse siempre en el contexto individual de cada paciente. Un aumento de PSA no es sinónimo de cáncer de próstata, y debe practicarse siempre tacto rectal y ecografía. El diagnóstico final lo da solamente la biopsia.

 

Los síntomas

En muchas ocasiones es asintomático y la primera señal de alarma es un PSA elevado. También pueden presentar cansancio, pérdida de apetito, pérdida de peso. Las alteraciones locales son asimismo frecuentes: obstrucción urinaria, retención urinaria, presnecia de sangre en la orina, infecciones urinarias. En caso de diseminación, el dolor óseo es frecuente. 

 

¿A quién afecta la enfermedad?

 El perfil típico es un paciente varón entre 50 –70 años, en el que puede coexistir un crecimiento benigno de la próstata.

 

El diagnóstico

El diagnóstico del cáncer de próstata se realiza mediante los niveles de PSA sérico, tacto rectal y la biopsia prostática ecodirigida. 

 

El tratamiento habitual

Cuando el cáncer de próstata es localizado y de bajo riesgo puede tratarse mediante la extirpación quirúrgica y la  radioterapia. En caso de diseminación se valora el tratamiento con radioterapia y hormonas para frenar el crecimiento tumoral.En ocasiones, si el pacient es de edad avanzada se monitoriza estrechamente la evolución del cáncer antes de realizar la extirpación , dado que no supone en algunos casos  una amenaza para su supervivencia a corto plazo.

 

Las pruebas más habituales

Tacto rectal , determinación de PSA en sangre, biopsia de próstata.

 

Prevención

La supervivencia del cáncer de próstata depende del estadio en el momento del diagnóstico siendo bastante favorable en los locales, menos en los avanzados y peor en los diseminados.  Por lo que está indicada la evaluación periódica de la próstata por el médico de cabecera,