Vall d’Hebron se suma a la red DOMUM con la creación de un espacio terapéutico y de encuentro que ofrece apoyo emocional a los pacientes oncológicos y a sus familias

Domum Vall d’Hebron dispone de una sala de espera humanizada, con butacas, rincones íntimos y espacios para tabajar, y un espacio polivalente para talleres, charlas, yoga y otras actividades psicosociales enfocadas en lograr experiencias positivas para lograr experiencias positivas y reparadoras

02/11/2022

La International Agency for Research on Cancer estima que este 2022 se diagnosticarán 18,1 millones de casos de cáncer en todo el mundo. En España, esta cifra se traduce en 280.100 nuevos casos. En apenas veinte años, en 2040, está previsto llegar a los 27 millones de diagnósticos de cáncer a escala mundial. Los pronósticos coinciden en que la incidencia del cáncer se incrementará. Es la cara B de vivir más, porque una persona de 80 años tiene mil veces más probabilidades de desarrollar un cáncer que un adolescente. Pero del mismo modo que aumentará el número de diagnósticos, también lo hará la esperanza de vida.

Hoy por hoy, la supervivencia puede depender del tipo de tumor y de una detección temprana. Lo que sí que tienen todos los cánceres en común es que afecta todas las esferas de la vida del paciente. Más allá del coste físico, tiene un coste social y psicoemocional. Pensando en un abordaje multidisciplinar, de la mano de la Fundación Nous Cims, el Hospital Universitario Vall d’Hebron ha habilitado un espacio para fomentar el bienestar emocional de los pacientes oncológicos. Lo que antes era una sala de espera de 138 m² con capacidad de 101 asientos para los usuarios del hospital de día de oncología y consultas, ahora es un espacio humanizado que funciona como sala de espera y como un espacio polivalente donde se hacen talleres, yoga, charlas y actividades pensadas para los pacientes y sus familiares. Este nuevo espacio, pensado cómo un punto de encuentro y de apoyo emocional para las personas que están en tratamiento oncológico y sus familias, forma parte del proyecto DOMUM y se ha bautizado como DOMUM Vall d’Hebron.

El nuevo DOMUM Vall d’Hebron responde a un nuevo modelo de atención sanitaria pensado en una relación más humana con los usuarios. Más allá de renovar el espacio físico del hospital, este modelo transforma el concepto de atención hospitalaria hacia una asistencia más próxima y humana en el cáncer. “Disponer de un espacio pensado específicamente para pacientes oncológicos, nos ayuda a realizar un acompañamiento más personalizado, a través de sesiones formativas y actividades como el yoga o la arteterapia. Además de hacer la espera más amena, nos ayuda a establecer un vínculo más estrecho con los y las pacientes”, asegura Ángeles Peñuelas, adjunta de Enfermería Oncológica del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO). Como responsable de esta área, explica que gracias a la formación y la especialización que las y los profesionales tienen hoy, “podemos ofrecer una atención holística, en la cual tenemos en cuenta las necesidades de los pacientes para acompañarlos durante todo el proceso desde un enfoque más humanista”.

Por su experiencia, Ángeles Peñuelas apunta que las personas que afrontan el diagnóstico de un cáncer recorren un camino largo y complejo, en el cual el tratamiento oncológico es el protagonista, a pesar de que también surgen otras necesidades. “Por ejemplo, tenemos que tener cuidado de los efectos secundarios derivados de los tratamientos que pueden empeorar la calidad de vida, el manejo del dolor o aspectos de prevención primaria o secundaria, en los que las enfermeras somos grandes expertas en la educación”, comenta. “Pero, sobre todo, cada vez tenemos más en cuenta la salud emocional de los pacientes y sus acompañantes”, destaca

La Dra. Elena Élez, adjunta del Servicio de Tumores Gastrointestinales del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron, es una gran defensora de enseñar formación humana en las facultades de Medicina. “La empatía es fundamental y de hecho ya se ha demostrado que creo que existe mayor adherencia a los tratamientos si los explicamos cuidadosamente y personalizamos el trato”, dice En la primera visita, propone a sus pacientes que apunten en una libreta las dudas y recomienda a los médicos en formación recoger datos del entorno al paciente para hacer referencia durante el seguimiento. “La atención a un paciente oncológico  debe ir hacia una medicina personalizada y personalización va más allá de la caracterización genómica y del tratamiento médico, implica muchas áreas, desde cómo programamos la visita, el espacio de espera, o el acompañamiento emocional que les podemos ofrecer”, matiza.

Domum, un modelo innovador

Pau Gomes, Director del Área de Bienestar Emocional de la Fundación Nous Cims, describe el Programa DOMUM como “un modelo innovador que fomenta el bienestar emocional de los pacientes oncológicos, sus familiares y profesionales sanitarios con el objetivo de potenciar la humanización de la atención”.

Desde la sospecha y diagnóstico, hasta el tratamiento, la enfermedad del cáncer tiene un impacto en la esfera emocional y social de la persona. Pau Gomes explica que a lo largo del proceso “habrá momentos de soledad y de introspección, con estancias largas en los hospitales durante los tratamientos. También momentos de incertidumbre, en cómo relacionarse con los otros, familiares y amigos”. “Aspectos como revelar el diagnóstico a los familiares, la imagen, el cuidado de la piel, la fatiga y el deporte, la sexualidad, o los trámites prácticos y burocráticos, son preocupaciones que tienen muchos pacientes y desde DOMUM los acompañamos para responder a sus necesidades psicoemocionales”, añade.

El hospital del siglo XXI

El nuevo Domum Vall d’Hebron, tiene diferentes zonas que se adaptan a las necesidades de las pacientes y sus acompañantes. Durante la mañana funciona como sala de espera. Pero no es una sala de espera convencional. Hay butacas para quienes quieren interactuar y espacios de intimidad para quien prefiere estar solo. También hay zonas habilitadas de trabajo con puntos de recarga de aparatos electrónicos para permitir a los pacientes que lo deseen trabajar con el ordenador o seguir con su día a día. Se ha pensado en el recorrido habitual de los y las pacientes. Si es su primera visita, suelen dirigirse al puesto para tramitar la admisión y la derivación a los profesionales. Una vez entran en la consulta y salen, tienen que realizar la programación de las próximas visitas, pruebas o tratamiento, solicitar justificantes del aposento... Todos estos procedimientos requieren tiempos. Y pensando en este tiempo, se ha creado este espacio innovador.

Por la tarde, este espacio se reinventa y acoge un amplio abanico de actividades de atención psicosocial para gestionar emociones y fomentar la calidad de vida de las personas en procesos oncológicos. Por ejemplo, este octubre arrancan los talleres de arteterapia, a cargo de Artagere, y los próximos meses, se están preparando talleres de maquillaje, cuidado de la piel, yoga o sexualidad.

La idea es facilitar el desarrollo de sesiones informativas, talleres psicoeducativos y terapéuticos y actividades comunitarias dirigidas a las personas enfermas y su entorno ofrecidas por los profesionales del Hospital Vall d’Hebron, así como entidades expertas en oncología y otros agentes de la comunidad, siguiendo un trabajo en red.

Estudio Aura es el responsable del diseño de este nuevo espacio que juega con el concepto del interiorismo terapéutico, desarrollado a través de todos los elementos que conforman el espacio, como por ejemplo la disposición, el mobiliario, la iluminación, los materiales o los colores. Su diseño está pensado para acompañar a los y las pacientes en todas las fases de la enfermedad.

Red DOMUM

Con este espacio, Vall d’Hebron se incorpora ahora a los seis hospitales ya integrados en la Red DOMUM (Hospital de Mar, Hospital General de Granollers, ICO Hospitalet, Parc Sanitari Pere Virgili, Hospital Universitario Son Espases y el Hospital de Mataró).

DOMUM es un modelo innovador centrado en el bienestar emocional que teje una red de centros que trabajan a favor de la humanización de la asistencia. En su ADN, tiene una mirada integral que comprende las esferas emocional, personal y social de todos los agentes implicados en un proceso oncológico, incluyendo familiares y profesionales sanitarios.

 

DOMUM es un modelo innovador que fomenta el bienestar emocional de los pacientes oncológicos, sus familiares y profesionales sanitarios con el objetivo de potenciar la humanización de la atención

Compártelo:
Professionals

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.