Gran presencia de historias de pacientes y professionales de Vall d'Hebron en La Marató dedicada a enfermedades cardiovasculares

Dieciocho horas de programa solidario recaudan más de 8 millones de euros para luchar contra las enfermedades del corazón. En Cataluña, una de cada cuatro personas muere a causa de una enfermedad del corazón o un ictus

19/12/2022

En Cataluña una de cada cuatro personas muere a causa de una enfermedad del corazón o de un ictus. Esta premisa fue el punto de partida de la 31ª edición del Marató de TV3 y Catalunya Ràdio, dedicada este año a las enfermedades cardiovasculares, que se celebró ayer con una destacada presencia de profesionales y pacientes de Vall d’Hebron. Después de más de 18 horas de emisión, el programa se despidió con un marcador de 8.034.807 millones de euros, un dinero que irá destinado a la investigación de este grupo de enfermedades, la primera causa de muerte de las mujeres y la segunda de los hombres en los países occidentales. Estos ocho millones no son la cifra final, todavía se podrán hacer donaciones hasta finales de marzo.

A lo largo del domingo, por La Marató de TV3 y de Catalunya Ràdio desfilaron testigos como el de Uma y su familia, una paciente pediátrica de Vall d’Hebron que nació con una cardiopatía dilatada. Su corazón se estaba haciendo demasiado grande y no tenía suficiente potencia para bombear la sangre. La única alternativa que tenía era un trasplante. Uma es la pequeña de tres hermanos y su abuelo es Joan Fortuny, fundador de la Compañía Eléctrica Dharma, que había tenido otros casos de problemas de corazón en la familia. El caso de Uma, a pesar de ingresar en el pico de la pandemia, tuvo un buen desenlace, el corazón que esperaba llegó antes de que tuvieran que conectarla a una máquina que se llama Berlin Heart y que hace la función del corazón cuando el órgano ya no tiene suficiente fuerza para bombear la sangre. Ahora, tiene tres años y con el nuevo corazón puede ir a la escuela y hacer muchas cosas que hacen sus amigos y amigas.

Griselda, que en la actualidad tiene 51 años, cogió el testigo de Uma y su familia para compartir su experiencia. También fue una niña con una cardiopatía. Al nacer, fue diagnosticada de un corazón univentricular, un tipo de cardiopatía congénita caracterizada porque un sólo ventrículo soporta la circulación sistémica y pulmonar. Esto le provocaba una tonalidad de piel azul.

Dentro del quirófano

El Dr. Rafael Lecoq, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca de Vall dHebróon y colaborador con varios estudios del grupo de Enfermedades Cardiovasculares del VHIR, explicó cómo intervinieron de la aorta a su paciente Jordi. A pesar de sufrir una disección aórtica que complicaba la cirugía, fue operado varias veces y posteriormente recibió el trasplante de riñón de su hermano. "Los médicos han hecho magia conmigo. Sabía que en cualquier momento, si cerraba los ojos, podía ser el final de la partida", apuntó Jordi durante su intervención en La Marató, que este año ha tenido como lema La Marató Siempre Late.

También el Dr. Raúl Abella, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca y Trasplante Cardíaco Pediátrico de Vall d’Hebrón, reflexionó en La Marató sobre la complejidad de las cardiopatías congénitas y de las cirugías de trasplante de corazón en niños, niñas y adolescentes.

Ictus, tiempo es cerebro

"Vall de Hebrón atiende unos 1.800 ictus cada año. En su tratamiento, tiempo es cerebro. Cada minuto cuenta para minimizar las secuelas neurológicas de la ictus, la primera causa de discapacidad en adultos", expuso por su parte el Dr. Carlos Molina, jefe de la Unidad de Ictus y jefe del grupo de Investigación en ICTUS del VHIR. Se trata de la segunda causa principal de muerte en el España y la causa más frecuente de discapacidad en adultos en el mundo. En un ictus, igual que en un infarto, la clave está en actuar rápidamente. Mientras que con una enfermedad del corazón, cada minuto se pierde músculo cardíaco, con los ictus cada segundo supone la muerte de una parte del cerebro. Vall d’ Hebron cuenta con el proyecto One Step Ictus, gracias al cual la atención al paciente de ictus isquémico y hemorrágico se concentra en una única sala, de forma que se reduce el tiempo de actuación desde que la persona llega a Urgencias hasta recibir el tratamiento.

A pesar de que la medicina avanza para salvar vidas, el Dr. Carlos Molina insistió en la prevención. Los hábitos saludables, como controlar la dieta, la hipertensión, el colesterol o evitar el sedentarismo y el tabaco, nos protegerán.

Corazón pequeño

Cada día nacen 600 niños con una cardiopatía en Cataluña. En las cardiopatías más graves, la última oportunidad es un trasplante. Vall d’Hebron es el centro de referencia en Cataluña en trasplante de corazón pediátrico. De las 20 camas que tiene a la UCI pediátrica, habitualmente, cinco están ocupadas por niños con una cardiopatía. "En estos momentos, hay cuatro niños que esperan un trasplante", explicó el Dr. Joan Balcells, jefe de la UCI pediátrica de Vall d’ Hebron e investigador del VHIR. El Dr. Joan Balcells llevó al plató de La Marató la historia de la Bet, una niña de dieciséis meses que hace doce meses que está en la UCI esperando un corazón. Lo acompañaba el padre de Bet, Gerard Badosa, que compartió la montaña rusa de emociones que la familia ha vivido en los últimos meses. La Bet tiene una miocardiopatía dilatada, como Uma, y necesita un trasplante. Su corazón desde hace cuatro meses es una máquina llamada Berlin Heart. Bet vive noche y día en un box de cuidados intensivos, pero para ver la luz del sol, la UCI pediátrica de Vall d’Hebron tuvo una idea, el sol solet, una iniciativa para que los niños salgan al exterior. "Un día en la semana, Bet sale a ver la luz del sol, al exterior, ahora, está aprendiendo a andar", explica su madre, Sara Batllosera.

Gala y su madre, acompañadas de su médico, el Dr. Ferrarn Rosés, coordinador de Cardiología Pediátrica de Vall d’Hebron e investigador del VHIR, cogieron el relevo de Bet. Gala acaba de cumplir 9 años y sabe qué es vivir en un hospital. "Tenía un corazón regulín", explicó al plató, donde demostró que sabe distinguir una vía de una sonda y está familiarizada con los saturadors. Gala tiene una cardiopatía congénita y gracias a una intervención pionera que se ha hecho solo dos veces, las dos en Vall d’Hebron, “está estable, sin marcapasos y no sufre pérdidas de conocimiento”, dice el Dr. Ferran Rosés.

La última paciente de Vall d’Hebron en compartir su experiencia fue Laia. Cuando era una niña, Laia, que ahora es enfermera, perdió su hermano de una muerte súbita. Sólo tenía once años. Ayer detalló en el plató de La Marató que este episodio fue clave para que con treinta años le diagnosticaran una cardiopatía hereditaria. Desde hace cuatro años lleva un desfibrilador implantable que la protege en caso de hacer una eventual arritmia. Con treinta y cuatro años, permanece estable con el seguimiento que hace desde Vall d’Hebron y ayuda a muchos pacientes y familias que conviven con una cardiopatía a través de asociaciones.

 

 

 

De las 20 camas que tiene a la UCI pediátrica, habitualmente, cinco están ocupadas por niños con una cardiopatía. "En estos momentos, hay cuatro niños que esperan un trasplante", explicó el Dr. Joan Balcells, jefe de la UCI pediátrica de Vall d’ Hebron

Compártelo:

Notícies relacionades

Professionals

Actividades relacionadas

Jornada Malalties Minoritàries

28/02/2024 - 10:00
Más información

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vallhebron.cat, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.