Recupera tu estado de salud

Inmunoterapia con alergenos (o vacunas de la alergia)

Al·lèrgia

La inmunoterapia es un tratamiento preventivo a largo plazo enfocado a disminuir los síntomas en los pacientes diagnosticados de rinitis alérgica, asma alérgica, conjuntivitis o alergia a picaduras de insectos. 

Por centros

Hospital General

Dónde se encuentra

Información destacada

El objetivo de la inmunoterapia con alergenos es cambiar la respuesta alérgica induciendo tolerancia inmunológica. Un paciente con alergia tiene síntomas cuando se expone al alergeno pertinente. En la inmunoterapia se utiliza una cantidad mayor de alergeno, en combinación con una vía de entrada en el cuerpo diferente. Esto modifica la respuesta anómala del sistema inmunitario, que responde induciendo una tolerancia al alergeno en lugar de producirse inflamación y síntomas de alergia. 

La forma de administración original de la inmunoterapia era por inyección subcutánea. Actualmente, para determinados alergenos existen líquidos o comprimidos de disolución rápida para inmunoterapia sublingual

El tratamiento inyectado subcutáneo se administra cada 4 o 8 semanas; los tratamientos sublinguales se tienen que tomar cada día. Generalmente se mantiene durante un periodo de 3 a 5 años. Pasado dicho periodo, muchos pacientes experimentan un efecto protector prolongado y, por lo tanto, se puede valorar detener la terapia. 

 

¿Quién puede necesitar inmunoterapia con alergenos o vacunas de la alergia?

La inmunoterapia está indicada para los pacientes con rinoconjuntivitis asma alérgicas que:

  • Presentan síntomas que no están bien controlados con los fármacos o las medidas de evitación.
  • Requieren altas dosis de medicamentos, múltiples medicamentos o las dos cosas para mantener el control de la enfermedad.
  • Experimentan efectos adversos de los medicamentos.
  • Quieren evitar el uso a largo plazo de la terapia farmacológica. 

La inmunoterapia al veneno de himenópteros está indicada en aquellos individuos que experimentan una reacción generalizada grave a la picadura de abejas o avispas.

 

Riesgos

La inmunoterapia es generalmente segura y bien tolerada cuando se utiliza en pacientes seleccionados adecuadamente. Sin embargo, se pueden producir reacciones locales y generalizadas. 

Las reacciones más frecuentes son reacciones locales, como enrojecimiento o picor en el lugar de la inyección. Es más probable que estas reacciones se produzcan en la primera administración, por este motivo la inmunoterapia se inicia en las consultas de Alergología y, si es bien tolerada, se puede continuar de forma ambulatoria. 

 
Profesionales relacionados
Dra. Anna
Sala Cunill
Dra. Victòria
Cardona Dahl
Sra. Diana
Alcaraz Lencina
Administración
Alergología