La prevención es la mejor opción

Prevención y control del pie diabético

Peu diabètic a Vall d'Hebron

Según la Organización Mundial de la Salud, el pie diabético es un grupo de síndromes que afectan a los pies de los pacientes con diabetes mellitus (DM). En esta enfermedad, la neuropatía, la isquemia y la infección pueden ocasionar una destrucción del tejido del pie, lo que comporta una determinada morbilidad y una posible amputación. 

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si tienes pie diabético?

Las complicaciones de la diabetes mellitus con glicemias elevadas y/o un mal control metabólico acaban provocando lesiones de pequeños vasos, como la retinopatía diabética y la nefropatía diabética, o de grandes vasos, como la arteriopatía diabética.

Esta afectación también se extiende a la sensibilidad protectora ante estímulos lesivos, y provoca signos de alteración periférica del nervio. Se puede presentar como neuropatía sensitiva, motora y autonómica.

Su forma más frecuente es la sensitivo-motora, y una de las complicaciones graves es la neuroartropatía de Charcot. Asimismo, la combinación de la neuropatía y la afectación arterial con presencia de infección en el pie se puede considerar una complicación grave.

Aunque puede empezar de una forma más severa, los principales síntomas de la diabetes son:

  • Mucha sed
  • Mucha hambre
  • Muchas ganas de orinar

Y los síntomas que pueden alertar sobre el inicio del pie diabético son:

  • Pérdida de la sensibilidad en los pies
  • Dolor nocturno
  • Intolerancia a la fricción de las sábanas  
  • Piel seca que puede derivar en grietas
  • Cambios en los puntos de apoyo del pie
  • Aparición de callos y ulceraciones que pueden acabar en amputación

 

Datos epidemiológicos

La prevalencia del pie diabético entre pacientes diagnosticados de diabetes está en torno al 15%. Entre el 40% y el 50% de los diabéticos sufrirán una úlcera, y un 20%, una amputación. Más del 50% de las amputaciones no traumáticas de extremidad inferior se llevan a cabo en diabéticos.

 

Diagnóstico (pruebas habituales de forma genérica)

Clínico, analítica y cribado de detección precoz.

 

Tratamiento (general)

Sintomático y preventivo.

 

Prevención

La prevención del pie diabético pasa por un buen control metabólico junto con un estilo de vida saludable, poniendo el cuidado de los pies en manos de los profesionales.