La prevención es la mejor opción

Consejos de salud para los pacientes con enfermedades glomerulares complejas

Malalties glomerulars complexes a Vall d'Hebron

Las enfermedades glomerulares complejas o glomerulonefritis son una de las causas más frecuentes de insuficiencia renal terminal. La medida principal para combatir la insuficiencia renal crónica es la prevención, siguiendo unas pautas dietéticas, y el tratamiento precoz de las enfermedades o situaciones que la pueden provocar. Además, cuando ya está instaurada y avanzada, se deben aplicar tratamientos que sustituyan de forma total o parcial las funciones de los riñones, es decir, un tratamiento sustitutivo renal. 

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si tienes una enfermedad glomerular compleja o cuidas de alguien que la padece?

 

Por una parte, la función de los riñones es eliminar del cuerpo, a través de la orina, las impurezas generadas, y regular la cantidad de líquido y de elementos químicos que necesitamos, como pueden ser sodio, potasio, fósforo o calcio. 

Por otra, los riñones también participan en la regulación de la presión arterial a través de la activación de la vitamina D, la necesaria para mantener unos huesos sanos, y en la producción de la eritropoyetina, la necesaria para producir en la médula ósea los glóbulos rojos de la sangre.

Cuando los riñones no funcionan bien, las impurezas que generamos y el agua que los riñones no pueden eliminar se acumulan en la sangre y en los tejidos y eso provoca importantes trastornos del estado general, retención de líquidos e hipertensión arterial. Tampoco pueden eliminar correctamente algunos de los medicamentos que tomamos, por lo que se pueden acumular en el organismo y aumentar así el riesgo de sufrir efectos secundarios. 

Dado que los riñones no pueden ayudar a fabricar la vitamina D, ni a retener fósforo,  eso provoca que los huesos se debiliten. Asimismo, los riñones tampoco pueden producir la eritropoyetina y entonces aparece la anemia.

Los principales tipos de tratamiento sustitutivo renal son:

  • La hemodiálisis
  • La diálisis peritoneal
  • El trasplante renal

Cuando los pacientes no puedan beneficiarse del tratamiento renal sustitutivo se llevará a cabo  un tratamiento conservador, encaminado a controlar los diferentes trastornos y síntomas que aparezcan en la evolución de la enfermedad.

La mayoría de casos de glomerulonefritis no se pueden prevenir, aunque se recomienda seguir un estilo de vida saludable, tal como promueve el Sistema Nacional de Salud:

  • Manteniendo los niveles de glicemia (azúcar en la sangre) y de presión arterial dentro de los límites de normalidad
  • Evitando los hábitos tóxicos
  • Haciendo ejercicio físico moderado
  • Evitando la obesidad

Además, la aplicación de medidas dietéticas y farmacológicas puede ayudar a prevenir o a disminuir la progresión de la enfermedad:

 

Medidas dietéticas que hay que tomar

 

Se debe mantener una dieta equilibrada y es necesario restringir:

  • La sal. Como sustitutivos se pueden utilizar los elementos siguientes para eliminar o reducir su consumo:
    • Utilizar hortalizas para condimentar: apio, ajo, puerro, cebolla, tomate, zanahoria.
    • Añadir hierbas aromáticas y especias: si la hierba aromática es seca, es mejor añadirla al final de la cocción, ya que se aprovechará más su sabor.
    • Aromatizar los aceites.
  • El potasio. Se puede sacar parte del potasio de los alimentos con:
    • Agua: una vez pelados y cortados los alimentos, los ponemos en remojo. Cuanto más tiempo estén en remojo y más pequeños sean los trozos, más potasio perderán. También se pueden lavar varias veces, cambiando el agua.
    • La ebullición: al hervir los alimentos les sacamos el potasio, ya que este queda en el agua. Por lo tanto, hay que evitar consumir el agua de la cocción. Es mejor cambiar el agua después de 10-15 minutos de estar los alimentos en ebullición por agua limpia que también esté hirviendo.
    • Alimentos congelados: las verduras y hortalizas congeladas tienen menos potasio que los frescos, aunque conservan muchas de sus propiedades.
    • Alimentos en conserva: como están inmersos en un líquido, el potasio se queda en el líquido de la conserva y el alimento contiene menos. Este líquido se tiene que tirar.
  • Las proteínas. Aunque son necesarias para la reparación y formación de células y tejidos así como para el buen funcionamiento del sistema inmunitario:
    • Se desaconseja el consumo de legumbres y frutos secos porque contienen mucha cantidad de potasio.
  • Los líquidos. Hay que adecuar las necesidades de ingesta de líquidos en cada caso particular:
    • Disminuyendo la sensación de sed.
    • Bebiendo solo cuando se tiene sed y hacerlo en un vaso pequeño.
    • No teniendo el hábito de beber.
    • Tomando la medicación con los líquidos de las comidas y con la menor cantidad posible.
    • Utilizando rodajas de cítricos para estimular la salivación y humedecer la boca.
    • Añadiendo unas gotas de vinagre al agua.
    • Masticando chicle sin azúcar.
    • Añadiendo unas gotas de limón a los cubitos antes de ponerlos en el congelador.
    • Congelando trocitos de fruta.
    • Reduciendo el consumo de refrescos tipo cola, naranjada, etc., y sustituyéndolos por té frío o limonada hecha en casa.
    • Evitando la ingesta de alcohol.

 

Medidas farmacológicas a adoptar

 

  • Es posible que los pacientes tengan que tomar los mismos medicamentos que los pacientes que hacen tratamiento de diálisis. Algunos de los fármacos pueden ser:
    • Hipotensores: fármacos para disminuir la presión arterial (inhibidores de la enzima conversor de la angiotensina o bloqueadores de los receptores de angiotensina).
    • Corticosteroides: más conocidos como esteroides, son medicamentos antiinflamatorios.
    • Inmunosupresores: fármacos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Se pueden tomar medicamentos que ayuden a los pacientes a aliviar los síntomas,  como el picor, los dolores, etc.
  • Se pueden adoptar otras medidas, como:
    • Evitar el consumo de antiinflamatorios no esteroides (AINE).
    • Evitar el contacto con disolventes orgánicos y sustancias contaminantes, como el mercurio.

 

Otras educaciones sanitarias vinculadas

 

  • Cuidados del orificio y del catéter de diálisis peritoneal (DP)
  • Cuidados del catéter central tunelizado
  • Cuidados de la fístula arteriovenosa (FAVI)
  • Entrenamiento y educación sanitaria del paciente y cuidador en tratamiento de DP
  • Recomendaciones al alta del paciente con síndrome nefrótico
  • Recomendaciones al paciente con tratamiento inmunosupresor 

 

   
Profesionales relacionados
Dr. Daniel
Seron Micas
Jefe de Servicio
Nefrología
Noticias y actividades
Descubre más