La prevención es la mejor opción

Consejos de salud para el tratamiento de los pacientes con infecciones osteoarticulares resistentes

Infeccions osteoarticulars resistents a Vall d'Hebron

La educación sanitaria de los pacientes con infecciones osteoarticulares resistentes es clave para evitar la contaminación de los utensilios y posibles complicaciones derivadas de la infección. Así, el profesional sanitario pondrá énfasis en la importancia de la higiene de la zona infectada y facilitará indicaciones para su cura (si es necesario) y para la toma de medicación de manera correcta durante el tiempo pautado.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si padeces infecciones osteoarticulares resistentes?

 

Por una parte, en el momento en que las personas pacientes reciben el alta, el personal de enfermería les proporciona todo el apoyo y la educación necesarios para que puedan curarse la herida de forma autónoma. La mayoría de pacientes lleva fijadores externos que necesitan cuidados diarios, por lo que, el personal sanitario destacará la importancia de la higiene en la zona infectada, que tiene que limpiarse diariamente y curarse con el apósito pautado.

En el caso de los pacientes que no son autónomos y que no tienen ningún familiar o cuidador referente para las curas, se contactará con el CAP de la zona (a través de la unidad de PREALT) con el fin de que el personal de enfermería correspondiente realice dichas curas. Si los pacientes llevan medicación endovenosa se contactará con la Unidad de Hospitalización a Domicilio para hacer el seguimiento y tratamiento pertinentes.

Por otra parte, se debe explicar a los pacientes la importancia de tomar la medicación pautada. Al recibir el alta, a la mayoría de pacientes se le recetan antibióticos orales de larga duración (pautados por la Unidad de Enfermedades Infecciosas) y se hace hincapié en la importancia de mantener un horario fijo y de no olvidarse de tomar la medicación.

Asimismo, se les recuerda que es fundamental tener unos hábitos saludables, como:

  • Una buena hidratación
  • Una buena alimentación (basada en una dieta proteica)
  • El abandono de los hábitos tóxicos (si se tienen), como el alcohol y el tabaco
    
Profesionales relacionados
Dr. Benito
Almirante Gragera
Jefe de Servicio
Enfermedades Infecciosas
Investigador Principal
Enfermedades Infecciosas
Sra. Carmen
Ferrer Barbera
Supervisora de Enfermería
Enfermedades Infecciosas
Dr. Adrián
Sánchez Montalvá
Dr. Adrià
Curran Fàbregas
Sra. Eugènia
Serramontmany
Farmacéutico/a
Farmacia
Dr. Israel
Molina Romero
Médico
Enfermedades Infecciosas
Dr. Pau
Bosch Nicolau
Sra. Patricia
García Ortega
Sra. Jana
Vidal Otero
Sra. Susana
Clemente Bautista
Farmacéutico/a
Farmacia
Dr. Fernando
Salvador Vélez
Dr. Juan Carlos
Juárez Giménez
Farmacèutic/a
Farmacia
Dr. Vicenç
Falcó Ferrer
Médico
Enfermedades Infecciosas