Semana de la Continencia: rompemos tabúes sobre la continencia urinaria para mejorar la calidad de vida de las mujeres

Míriam Asensio, enfermera especializada en suelo pélvico: "Consultar a profesionales de la salud puede marcar una gran diferencia en el manejo de la continencia"

20/06/2024

En el marco de la Semana de la Continencia, este año el Hospital Universitario Vall d’Hebron pone el foco en la salud femenina, especialmente en la prevención y manejo de la continencia urinaria. Una de cada cuatro mujeres sufrirá problemas de continencia urinaria a lo largo de su vida, lo que se traduce en un asunto que afecta a millones de personas y que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida. La continencia urinaria, que a menudo se asocia al embarazo, el parto o la menopausia, sigue siendo un tema tabú, pero es crucial abordar esta cuestión para mejorar la salud y el bienestar de las afectadas. Hay que saber que se trata de un problema común y tratable. Pero es clave que las mujeres pidan ayuda a los profesionales de la salud y adopten hábitos saludables para cuidar el suelo pélvico. “Consultar a profesionales de la salud y seguir sus recomendaciones puede marcar una gran diferencia en el manejo de la continencia”, señala Míriam Asensio, enfermera del Hospital de la Mujer de Vall d’Hebron y especialista en Suelo Pélvico. "Sigue siendo un problema de salud que genera vergüenza. En la consulta de suelo pélvico, recibimos pacientes que han sufrido durante años sin comunicar su problema, a veces presentando síntomas depresivos", explica.

Romper tabúes

En el marco de la Semana de la Continencia, queremos romper tabúes, así como ofrecer las herramientas y el conocimiento necesarios para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por esta condición. “Antes que nada, debemos entender cómo funciona nuestro cuerpo”, explica Míriam Asensio. “La vejiga es como un globo de agua, por tanto, la ingesta de líquidos debe ser equilibrada, debemos mantenernos suficientemente hidratadas, no ingerir más de dos litres de líquido al día y vaciarla”, precisa. Además, es importante evitar irritantes vesicales como el té, el café, las bebidas azucaradas y las infusiones diuréticas.

El sobrepeso es otro factor de riesgo, porque el peso adicional ejerce presión sobre el suelo pélvico. Para evitar levantarse por la noche a orinar, Míriam Asensio recomienda cenar alimentos secos y reducir la ingesta de líquidos desde la tarde.

Tratamiento

Una parte esencial del tratamiento es mantener un diario miccional, que ayuda a detectar hábitos y estilos de vida que pueden corregirse. En función de esta valoración, se decide si el paciente necesita rehabilitación, ejercicios específicos, tratamiento farmacológico o, en casos más graves, intervención quirúrgica.

Cuidar el suelo pélvico es fundamental para prevenir y tratar la continencia urinaria. El equipo de profesionales de Vall d’Hebron implicados en su tratamiento, médicos y médicas, profesionales de la enfermería y de fisioterapia, ofrecen consejos prácticos. Por ejemplo, realizar ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico mediante contracciones regulares; mantener un peso saludable para reducir la presión sobre el suelo pélvico; beber suficiente agua, pero evitando excesos y reduciendo la ingesta por la noche; reducir el consumo de cafeína, alcohol y alimentos picantes; consumir alimentos ricos en fibra para prevenir el estreñimiento, que puede empeorar la incontinencia; mantener una buena postura y levantar objetos correctamente para evitar presión adicional sobre el suelo pélvico.

La población debe saber también que existen dispositivos como los pesarios vaginales, que pueden ayudar a sujetar la vejiga en casos de prolapso. Estos dispositivos deben ser recomendados y gestionados por profesionales de la salud.

A priori, la continencia urinaria puede mejorar con tratamientos no quirúrgicos y mediante un enfoque multidisciplinario que incluye educación sanitaria y empoderamiento del paciente. "Evaluamos cada caso individualmente, identificando el tipo de continencia: de urgencia, de esfuerzo o mixta, y proponemos un plan de tratamiento personalizado", comenta Míriam Asensio.

Embarazo, parto y menopausia

Las mujeres embarazadas y aquellas que han dado a luz tienen un riesgo más elevado de sufrir incontinencia urinaria debido a los cambios físicos y hormonales que afectan el suelo pélvico. Además, durante la menopausia, el riesgo aumenta por la disminución de los niveles de estrógenos, debilitando los músculos del suelo pélvico. De hecho, el porcentaje de mujeres afectadas llega al 50% a partir de los 65 años.

Mientras las mujeres premenopáusicas suelen presentar más síntomas de incontinencia de esfuerzo debido a las consecuencias del parto, en las mujeres postmenopáusicas es más frecuente la incontinencia de urgencia, debido a los signos del envejecimiento. Los expertos diferencian tres tipos principales de incontinencia urinaria: la de esfuerzo, causada por un aumento de la presión abdominal en actividades como toser o levantar objetos pesados; la de urgencia, caracterizada por una necesidad repentina de orinar debido a la hiperactividad del músculo detrusor de la vejiga; y la incontinencia mixta, que combina síntomas de las dos anteriores.

Realizar ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico mediante contracciones regulares; mantener un peso saludable; beber suficiente agua, pero evitando excesos y reduciendo la ingesta por la noche, son algunos consejos para cuidar el suelo pélvico

Compártelo:

Notícies relacionades

Professionals

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vallhebron.cat, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.