El Dr. Lucas Moreno presenta los resultados de dos ensayos clínicos en cáncer pediátrico en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología

El director clínico del Servicio de Oncohematologia Pediátrica expone las conclusiones de BEACON-Neuroblastoma y de un ensayo clínico que estudia la eficacia de un inhibidor de ALK para pacientes con tumores que presentan alteraciones de esta diana.

28/05/2020

El Dr. Lucas Moreno, director clínico del Servicio de Oncohematología Pediátrica de Vall d’Hebron e investigador principal del grupo de Investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), participa en el próximo congreso de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO, en sus siglas en inglés), que este año se celebra de forma virtual del 29 al 31 de mayo. El Dr. Lucas Moreno presenta los resultados del ensayo clínico BEACON-Neuroblastoma, que ha concluido que añadir los fármacos bevacizumab y irinotecan al tratamiento con quimioterapia mejora la supervivencia de los pacientes con neuroblastoma en recaída o resistentes al tratamiento, uno de los tumores pediátricos más frecuentes y agresivos. El Dr. Lucas Moreno y el Dr. Constantino Sábado, investigador del grupo de Investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR, también son coautores de un ensayo clínico que estudia la eficacia del ceritinib, un inhibidor de la proteína ALK (quinasa de linfoma anaplásico) para tratar a pacientes pediátricos con tumores donde se observan alteraciones de esta diana, como por ejemplo linfoma anaplásico de células grandes, tumor miofibroblástico inflamatorio o neuroblastomas. Los resultados de la fase 1 de este estudio, promovido por Novartis, también serán expuestos en el congreso de ASCO. 

El VHIR es uno de los cuarenta centros de un total de once países europeos que participa en el ensayo clínico BEACON-Neuroblastoma, promovido por la Universidad de Birmingham y liderado por el Dr. Lucas Moreno, en el cual también participa la Dra. Soledad Gallego, jefa del grupo de Investigación Traslacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR. Es el estudio aleatorizado más grande realizado en neuroblastoma en recaída o refractariedad, realizado con 160 pacientes entre 2013 y 2019 con una media de edad de 5,8 años. El estudio concluye que suministrar bevacizumab y irinotecan, junto con la temozolomida, un medicamento de quimioterapia oral, mejora la proporción de pacientes que responden al tratamiento y la supervivencia sin progresión, a pesar de que para llegar a una conclusión definitiva sobre las mejores combinaciones de estos medicamentos habría que realizar más estudios randomizados. El neuroblastoma es un tipo de tumor se forma a partir de unas células del embrión formadas por los ganglios simpáticos: es uno de los cánceres más comunes en niños menores de cinco años y representa la mitad de cánceres en bebés.

En el Congreso de ASCO también se presenta el análisis final de la primera fase de un ensayo clínico sobre el tratamiento con ceritinib, un inhibidor oral de la quinasa de linfoma anaplásico, en pacientes pediátricos con tumores donde se ha detectado una activación de la ALK. En el estudio, promovido por Novartis, han participado un total de 83 pacientes de uno a 18 años (la media de edad es de ocho años), con tumores malignos y avanzados que ya habían recibido tratamiento en su mayoría. 

De estos 83 pacientes, 55 pacientes fueron tratados con ceritinib por el ensayo clínico: 30 pacientes pediátricos tenían un neuroblastoma, 10 un tumor miofibroblástico inflamatorio, ocho un linfoma anaplásico de células grandes y siete otros tipos de neoplasias. Los investigadores concluyen que la tasa total de respuesta del tumor fue de un 75% en los pacientes tratados con ceritinib que sufrían linfoma anaplásico de células grandes, 70% en aquellos con un tumor miofibroblástico inflamatorio y un 20% en los pacientes con neuroblastoma. Los efectos secundarios del ceritinib que presentan los niños son manejables y similares a los de los adultos: vómitos (86,7%), diarrea (78,3%), aumento de transaminasas (hasta 65,1%), náuseas (56,6%) y dolor abdominal (50,6%). Además del Hospital Universitario Vall d’Hebron, forman parte del estudio el Charite Berlin Campus Virchow-Klinikum (Alemania), el Hospital Niño Jesús de Madrid, el Kids Cancer Centro de Sidney (Australia), el Royal Marsden NHS Foundation Trust & The Institute of Cancer Research de Londres (Reino Unido), Erasmus MC-Sophia Children's Hospital de Utrecht (Países Bajos), el Hospital for Sick Children de Toronto (Canadá), la Fondazione IRCCS Istituto Nazionale dei Tumori (INT) de Milan (Italia), la University Children’s Hospital III Essen, University Children’s Hospital of Cologne y el Centro de Medicina Molecular (Alemania) y el Gustave Roussy Cancer Center de Villejuif (Francia).

Compártelo:

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.