Apostamos por la prevención y la detección temprana en el Día Internacional del NASH

Somos referentes en el diagnóstico y abordaje multidisciplinar de la esteatohepatitis no alcohólica y lideramos el número de ensayos clínicos en el Estado sobre NASH.

09/06/2022

Una de cada cuatro personas en la población adulta tiene hígado graso no alcohólico, que consiste en la acumulación de grasa en el hígado, que se puede complicar con inflamación y procesos de cicatrización que llevan hacia la cirrosis hepática. Tradicionalmente, la esteatosis hepática se producía por un consumo excesivo de alcohol, pero cada vez más está relacionada con el estilo de vida sedentario, el exceso de peso, el colesterol elevado y la diabetes, por eso a la enfermedad del hígado graso no alcohólico también se la conoce como enfermedad hepática metabólica por depósito de grasa. Esta enfermedad incluye un espectro muy amplio de afectación hepática: desde el hígado graso simple, que puede ser una condición no patológica y afecta a un 25% de la población, a fases intermedias con inflamación transitoria de esta grasa pero con poco o ningún daño en las células hepáticas, que representan aproximadamente la mitad de los casos. En fases más avanzadas, se produce la esteatohepatitis no alcohólica (NASH, en sus siglas en inglés, un 20% de todos los casos de hígado graso), la cirrosis (aproximadamente un 5%) y el cáncer de hígado. Vall d’Hebron se suma a la celebración el 9 de junio del Día Internacional del NASH, que se puso en marcha en 2018 para concienciar sobre una patología desconocida que afecta a más de 115 millones de personas en todo el mundo y se calcula que en 2030 sufrirán 357 millones.

“El NASH crece en paralelo a la obesidad y a la diabetes, es la epidemia de nuestro tiempo”, destaca el Dr. Juan M. Pericàs, médico adjunto del Servicio de Hepatología del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador del grupo de investigación de Enfermedades Hepáticas del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR): “es la enfermedad hepática que crece más rápidamente en el mundo y en Estados Unidos ya representa la principal causa de trasplante hepático en mujeres y en mayores de 65 años”. La enfermedad de hígado graso no alcohólico acostumbra a avanzar de forma asintomática y, desgraciadamente, a menudo se diagnostica tarde, cuando ya existe un daño hepático importante.

“Actualmente, no hay fármacos aprobados para tratar el NASH, a pesar de que se está investigando muy activamente”, advierte el Dr. Pericàs: “un estilo de vida saludable, que implica llevar una dieta adecuada y realizar ejercicio físico de forma regular, es la mejor práctica preventiva frente al NASH, pero hace falta mucha más concienciación, también por parte de las autoridades sanitarias y los profesionales de la salud, para establecer políticas públicas e intervenciones sanitarias que permitan prevenir y detectar precozmente la enfermedad”. Estas medidas, que también afectan la obesidad y diabetes, se tienen que instaurar desde edades precoces. Por ejemplo, luchar contra la obesidad desde la infancia, puesto que el diagnóstico de enfermedad de hígado graso no alcohólico presenta una prevalencia del 3% al 10% en la población pediátrica general, que aumenta al 80% en niños obesos o con sobrepeso.

“El NASH está rodeado de un gran estigma, como otras enfermedades del hígado, y a los pacientes les cuesta asumir el diagnóstico, tradicionalmente la sociedad les ha hecho sentir culpables, ya sea por haber bebido alcohol, tener obesidad o haber contraído una hepatitis viral. Se tiene que hacer una tarea colosal de información y desestigmatización”. Con este objetivo, el 7 de junio el Dr. Pericàs participó en el Congreso de los Diputados en la Jornada Parlamentaria sobre NASH junto con otros expertos, en un acto promocionado por la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), en el contexto del Día Internacional del NASH.

Vall d’Hebron, referente en el abordaje del NASH

Además de los bajos niveles de detección temprana en la comunidad, un problema añadido es que el diagnóstico definitivo de NASH requiere una biopsia hepática. Dado que la enfermedad no tiene tratamiento farmacológico, en la actualidad se procura hacer biopsias solo a los pacientes a los cuales se les puede ofrecer un tratamiento en el contexto de un ensayo clínico y a los que generan dudas que puedan sufrir otra enfermedad del hígado. Así pues, es capital saber distinguir estos pacientes en fases precoces de la enfermedad, que pueden ser tratados en la atención primaria, de aquellos que potencialmente pueden tener un daño hepático significativo y necesitan derivación a la atención especializada. En ambos casos es fundamental un abordaje multidisciplinar en que intervengan profesionales de atención primaria, nutricionistas, enfermería de práctica avanzada, endocrinólogos y hepatólogos, entre otros.

El Servicio de Hepatología de Vall d’Hebron participa activamente en la implementación de circuitos de detección y derivación de pacientes con NASH tanto a la atención primaria como a otras especialidades en que la prevalencia de NASH es alta, principalmente endocrinología, pero también reumatología, enfermedades infecciosas u oncología. También realiza jornadas de formación con médicos de atención primaria para dar a conocer una patología que, todavía hoy, no es suficientemente conocida y mejorar su cribado a todos los niveles de atención médica. El Servicio de Hepatología participa en grupos de expertos en NASH en el ámbito local, nacional e internacional y en varios proyectos de investigación con el objetivo de identificar las mejores estrategias para el cribado y derivación de los pacientes desde la atención primaria y otros ámbitos, como por ejemplo los centros penitenciarios. Vall d’Hebron es el centro del Estado donde se realizan más ensayos clínicos de NASH y está entre los cinco primeros de Europa.

Una plataforma de ensayo clínico para NASH dentro de EU-PEARL

El Dr. Joan Genescà, director clínico del Área de Enfermedades Digestivas y jefe del grupo de investigación en Enfermedades Hepáticas y del grupo de enfermedad hepática crónica avanzada del CIBERehd, es el coordinador del proyecto EU-PEARL, programa de la Unión Europea para las Plataformas de Ensayos Clínicos centradas en el paciente, que agrupa a más de una treintena de entidades participantes de los ámbitos público y privado con el fin de desarrollar un tipo de ensayo clínico que permite evaluar diferentes fármacos a la vez frente a una enfermedad. Una de las enfermedades para las cuales se está desarrollando una plataforma de ensayos clínicos es el NASH, un proyecto liderado por el Dr. Pericàs entre otros expertos. Los días 11 y 12 de mayo tuvo lugar a Vall d’Hebron una reunión con líderes internacionales en NASH, tanto de la industria como académicos. Además de investigadores participaron en el encuentro especialistas en metodología de la investigación, aspectos regulatorios, de desarrollo de negocio o legales.

La investigación relacionada con el NASH que se lleva a cabo en Vall d’Hebron no se limita a los estudios de detección temprana de la enfermedad y a los ensayos clínicos, sino que participa y lidera en numerosos proyectos que alcanzan desde modelos experimentales a aspectos de salud pública y políticas públicas de salud. Además del grupo de investigación en Enfermedades Hepáticas, están implicados otros grupos, especialmente el de Diabetes y Metabolismo que tiene al Dr. Rafael Simó como jefe de grupo, o el de Imagen Médica Molecular, liderado por el Dr. Raúl Herance. La intensa actividad de investigación de Vall d’Hebron en el ámbito del NASH implica la participación de múltiples servicios y áreas.
 

“El NASH crece en paralelo a la obesidad y a la diabetes, es la epidemia de nuestro tiempo”, destaca el Dr. Juan M. Pericàs, médico adjunto del Servicio de Hepatología del Hospital Universitario Vall d’Hebron

Compártelo:

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.