La prevención es la mejor opción

Infecciones de transmisión sexual

Malalties de transmissió sexual a Vall d'Hebron
Las prácticas saludables para evitar las infecciones de transmisión sexual (ITS) se basan, por un lado, en un comportamiento sexual de menor riesgo con el uso del preservativo y, por otro, en la educación, el diagnóstico, el tratamiento precoz, la detección de las infecciones asintomáticas, el estudio de las parejas sexuales y la inmunización con vacunas. Es esencial la búsqueda activa de contactos para cortar la transmisión y prevenir la reinfección.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta para prevenir las infecciones de transmisión sexual?

La sociedad pide cada vez más información sobre las infecciones de transmisión sexual: la única forma de evitarlas es con la prevención, pero también es importante proporcionar información sobre prácticas de sexo seguro.
 
Las infecciones de transmisión sexual figuran entre las cinco categorías principales por las que los adultos buscan atención médica. Comprenden una serie de patologías, de etiología diversa, en las que la transmisión sexual es relevante desde el punto de vista epidemiológico. Aun así, a veces pueden existir otros mecanismos de contagio, como la transmisión perinatal o parenteral.
 
Las intervenciones de asesoramiento y los enfoques conductuales representan la prevención primaria contra las ITS, que incluyen:
 
  • Asesoramiento sobre prácticas sexuales más seguras, reducción de riesgos y promoción del uso del preservativo
  • Educación sexual integral, con asesoramiento antes y después de las pruebas de ITS
  • Asesoramiento y educación sexual adaptados a las necesidades de los adolescentes
  • Intervenciones dirigidas a grupos de poblaciones clave, incluidos trabajadores sexuales, hombres que tienen sexo con hombres y consumidores de drogas inyectables.

 

Asimismo, el asesoramiento puede mejorar la capacidad de las personas para reconocer los síntomas de las ITS, de modo que aumentarán las probabilidades de que estas soliciten atención y animen a sus parejas sexuales a hacerlo.
 
Desgraciadamente, la falta de sensibilidad de la población y el arraigado estigma generalizado hacia las ITS siguen dificultando la eficacia de las intervenciones sanitarias.
 
El estudio de los contactos en las ITS es el proceso por el que las parejas sexuales de una persona paciente diagnosticada con una ITS son identificadas e informadas del riesgo de contraer dicha infección. Durante ese proceso, un profesional sanitario les ofrece atención y tratamiento. El estudio de las parejas tiene beneficios clínicos y de salud pública por tres razones:
 
Se evita la reinfección del paciente.
Se diagnostica y se tratan personas infectadas sin síntomas.
Se rompe la cadena de transmisión de la infección.
 
La epidemiología de las ITS está cambiando en los últimos años y se observa una nueva emergencia de estas infecciones. Este fenómeno va asociado a las nuevas pautas de comportamiento: el uso de nuevas tecnologías para la búsqueda de parejas sexuales, la alta movilidad de la población, la relajación en el uso del preservativo, etc.
 
El panorama anterior hace incuestionable la adopción de nuevas estrategias de control y prevención, entre las que debemos incluir los estudios de contactos y toda su riqueza metodológica basada en la evidencia científica.
 
 
Enfermedades relacionadas
 
Profesionales relacionados
Dr. Antonio
Gil Moreno
Investigación Biomédica en Ginecología
Jefe de Servicio
Ginecología
Noticias y actividades
Descubre más