La prevención es la mejor opción

Estreñimiento

Restrenyiment a Vall d'Hebron

Las personas con estreñimiento tienen que conocer los factores de riesgo que lo provocan y que están relacionados con su estilo de vida, como por ejemplo una dieta baja en fibra, una escasa hidratación, la falta de hábitos higiénicos regulares, sedentarismo, etc. Estos factores son potencialmente modificables.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si padeces estreñimiento?

 

El profesional de enfermería juega un papel muy importante en la prevención del estreñimiento, ya que lleva a cabo una educación sanitaria para promover hábitos de vida saludables.

Así pues, es fundamental fomentar los cambios en el estilo de vida aconsejando medidas y recomendaciones higiénicas y dietéticas, y se debe evitar el estrés y la ansiedad.  Con esta prevención del estreñimiento se conseguirán deposiciones sin dificultad de evacuación, que mejorarán la consistencia y el volumen de las heces.

Para evitar el estreñimiento se pueden seguir una serie de recomendaciones.

  • Recomendaciones dietéticas:
    • Hay que mantener un horario regular de las comidas y una buena masticación es importante para favorecer la función intestinal.
    • Se tiene que aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra soluble, como frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan de centeno..., y de aceite de oliva.
    • El aumento de alimentos ricos en fibra se debe llevar a cabo de forma gradual para conseguir una buena adaptación intestinal, ya que si hay un tráfico lento de las heces, esto puede provocar distensión abdominal.
    • Se debe limitar la ingesta de alimentos que favorecen el estreñimiento, como arroz, chocolate, plátano, manzana, productos de bollería industrial...
    • Se tiene que ingerir diariamente entre 1,5 y 2 litros de líquidos, y evitar el exceso de bebidas astringentes y azucaradas.
  • Recomendaciones de la práctica del ejercicio y la actividad física:
    • La inactividad física provoca un aumento del tiempo de tráfico intestinal.
    • Se recomienda practicar una actividad física regular (caminar, montar en bicicleta, nadar, bailar, correr...) teniendo en cuenta los propios límites y las capacidades.

 

Factores del entorno que podemos modificar para prevenir el estreñimiento

 

  • Se tiene que ir al baño después de las comidas y aprovechar el reflejo gastrocólico: el mejor momento es después de desayunar.
  • Procurar intimidad, espacio y tiempo cuando se está evacuando.
  • Se debe conseguir crear el hábito horario diario y sin prisas.
  • No se tiene que reprimir nunca el deseo o la necesidad de evacuar.
  • Es necesario que el inodoro tenga una altura adecuada. Para ello se pueden utilizar elevadores o taburetes si es necesario.
  • Se tiene que evitar hacer un esfuerzo excesivo en la evacuación.
  • Hay que adoptar una postura que favorezca la evacuación, sentándose con las piernas flexionadas de manera que las rodillas estén más altas que la pelvis.

También se aconseja evitar el uso de laxantes irritantes, puesto que pueden producir alteraciones  intestinales y crear dependencia. Si estos son necesarios, se deben tomar siguiendo las instrucciones médicas.