La prevención es la mejor opción

Consejos de salud para el cuidado de pacientes con epidermólisis ampollosa

Epidermòlisi ampul·lar a Vall d'Hebron

La epidermólisis ampollosa es un grupo de enfermedades hereditarias que pueden presentarse de varias maneras, desde formas más leves hasta otras más graves: afectan a la piel y las mucosas, implican la formación de ampollas y vesículas después de traumatismos mínimos, y pueden afectar, de modo variable, a otros órganos.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si tienes epidermólisis ampollosa o cuidas de alguien que la sufre?

Lo mejor es que tanto los pacientes como su familia y sus cuidadores reciban una educación sanitaria integral, especialmente desde el momento del diagnóstico, en los primeros días de vida del bebé, durante los que ya puede presentar lesiones de tipo cutáneo.

La educación será realizada por profesionales que tienen que prevenir su evolución y las complicaciones derivadas de esta patología desde las disciplinas siguientes:

  • Dermatología
  • Cirugía plástica
  • Nutrición
  • Pediatría
  • Rehabilitación y terapia ocupacional
  • Enfermería comunitaria y hospitalaria
  • Psiquiatría
  • Psicología

 

La piel afectada por el epidermólisis ampollosa es excesivamente sensible a la mínima presión o fricción, con la consiguiente formación de ampollas. Para evitar daños, hay que tener en cuenta las recomendaciones siguientes:

  • No se debe aplicar ningún producto adhesivo sobre la piel, como esparadrapo, tiritas, electrodos, apósitos adhesivos, etc.
  • Las vías endovenosas se tienen que fijar con gasas y venda cohesiva por encima, sin tocar la piel, o bien con un esparadrapo de silicona. Si se tuviera que hacer presión, habrá que colocar vaselina en el punto de presión.
  • Se debe coger al paciente siempre con las manos abiertas, sin friccionar, ni presionar.
  • Se tiene que proteger su entorno, arropándolo para evitar golpes innecesarios
  • El colchón puede ser de agua con un soporte de espuma, de látex o de espuma viscoelástica.
  • Los pañales no tienen que apretar, sino que tienen que proteger la piel del roce con gasas o algodón.
  • La ropa debe ser, preferentemente, de algodón, ya que transpira mejor y es más fácil de poner. Evita gomas, cremalleras, etiquetas y otros detalles que puedan rozar la piel. Las costuras se tienen que colocar al revés.
  • Se debe proteger la piel del sol y vigilar la aparición de manchas y pecas.
  • Es necesario mantener la piel lo más hidratada posible.

 

Otras educaciones sanitarias vinculadas

  • Tratamiento de las lesiones (cuidados y materiales necesarios para el cuidado)
  • Tratamiento de las complicaciones cutáneas
  • Tratamientos y cuidados de descontaminación
  • Tratamiento de las complicaciones nutricionales y gastrointestinales
  • Tratamiento del dolor
  • Control de la infección
  • Tratamiento de la rehabilitación 
 
Enfermedades relacionadas
 
Profesionales relacionados
Dr. Juan Pedro
Barret Nerín
Jefe de Servicio
Cirugía Plástica y Quemados
Dr. Josep Antoni
Ramos Quiroga
Investigador Principal
Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones
Psiquiatría
Investigador Principal
Psiquiatría
Dr. Carlos
Rodrigo Gonzalo de Liria
Investigador
Medicina materna y fetal
Investigador
Pediatría
Dr. Marcelino
Baguena Martínez
Jefe de Servicio
Cuidados Intensivos de Traumatología
Sr. Victor
Quintanilla Janillo
Supervisora d'Infermeria
Cuidados Intensivos de Traumatología
Sr. Alex
Ginés Puertas
Responsable/Coordinador
Medicina Física y Rehabilitación
Sr. Albert
Cortés Borra
Supervisora de Enfermería
Pediatría
Sra. Laura
Yague Velasco
Supervisora d'Infermeria
Medicina Física y Rehabilitación
Sr. Carlos
Moreno Ramos
Supervisora d'Infermeria
Cirugía Plástica y Quemados
Dra. Mar
Ramos Gascon
Sra. Mª Thais
Ballabriga Córdoba
Asistenta Social
Psiquiatría
Dra. Amanda
Rodriguez Urrutia
Investigadora
Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones
Investigadora
Psiquiatría
Dra. Mar
Meléndez Plumed
Médico
Medicina Física y Rehabilitación
Noticias y actividades