La prevención es la mejor opción

Cómo cuidar a una persona con disfagia

disfàgia Vall d'Hebron

¿Qué es la disfagia?

Es la dificultad o imposibilidad de tragar los alimentos sólidos y / o líquidos. Las causas de la disfagia pueden ser diversas. Desde enfermedades que afectan a la musculatura, como fragilidad en pacientes muy mayores, producción escasa de saliva o lesiones en la lengua y encías. Los pacientes con disfagia tienen riesgo de deshidratación y pueden sufrir problemas respiratorios. Para evitarlo hay que realizar cuidados específicos, sobre todo modificando la consistencia de los alimentos.

Información destacada

 Recomendaciones generales si el paciente está ingresado:

  • Confirme con el equipo de enfermería que el nivel de conciencia del paciente es el adecuado para la ingesta.
  • Hidrate la boca antes de empezar a comer con palillos de algodón o saliva artificial.
  • Ponga a la persona sentada en la cama con el cabezal totalmente incorporado o sentado en una silla durante la ingesta y hasta una hora después de haber terminado.
  • Indique a la persona que para tragar debe mantener la barbilla hacia abajo
  • Utilice siempre la cuchara y administre los alimentos y líquidos, siempre en pequeñas cantidades.
  • Debido al elevado riesgo de que se atragante no puede ingerir agua u otros líquidos de forma natural, por lo que le recomendamos que sustituya los líquidos para bebidas espesadas.

 

¿Cómo se preparan los líquidos espesados?

Para espesar los líquidos se necesita: vaso, cucharilla, espada y la bebida que se quiera utilizar (agua, zumo, leche, infusión ...)

Las medidas de espada varían según el liquido base.
 

Si lo que prepara es agua, café con leche, leche o infusión:

Textura néctar: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 2 cucharadas rasas de espadas
Textura miel: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 3 cucharadas rasas de espadas
Textura pudín: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 4 cucharadas rasas de espadas

Si lo que prepara es zumo (piña, melocotón, naranja, batidos de sabores):

Textura néctar: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 1 cucharada rasa de espadas
Textura miel: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 2 cucharadas rasas de espadas
Textura pudín: en un vaso de 150 gr. (Como los del hospital) añada 3 cucharadas rasas de espadas


No se debe dejar el líquido con espesante durante más de una hora en reposo. Una vez preparado, se tomará el momento.

 
 

Recomendaciones nutricionales para seguir una buena dieta en casa

 
Los pacientes con disfagia, en función del grado, deberán hacer una dieta triturada homogénea o si es más leve, podrán comer alimentos de fácil masticación pero evitando ciertos alimentos de riesgo.
  • Es importante hacer una dieta variada y equilibrada.
  • Mantener una regularidad en las comidas y procurar no saltarse ninguna.
  • Comer despacio y con cuchara pequeña, pequeños pedazos o cucharadas.
 
En pacientes que requieran una dieta triturada homogénea aconseja que el triturado no contenga espinas, huesos, pieles, etc. Y que esté formado por:
  • 1 ración de alimentos proteicos: carne / pescado / huevo
  • 1 ración de alimentos farináceos: arroz / patata / pasta / legumbre
  • 1 ración de verduras
  • 1 ración de aceite 
Y al final, en conjunto con un postre como: natillas, yogur, compota, etc.
 
RECORDAR espesar líquidos a la textura adecuada. En pacientes que sólo requieran una dieta de fácil masticación, se procurará que los alimentos estén bien cocidos y los platos contengan la suficiente humedad para que puedan ser deglutidos sin dificultad (albóndigas con salsa espesa, canelones, lasaña, tortilla de patatas, pasteles de carne o pescado, etc.)
 
 
En ambas dietas se evitarán los alimentos de riesgo.
 
Cuales son los alimentos de riesgo
  • Alimentos muy calientes, ácidos o picantes (pimienta, vinagre, etc.)
  • Alimentos fibrosos o con filamentos con los que se puedan atragantarse (Piña, carne fibrosa, ramas de apio, tallo blanca de la lechuga, de las acelgas, espárragos, etc.)
  • Frutas jugosas que liberen jugo al masticarlas, helados, sorbetes, etc.
  • Pieles de legumbres, huesos de carne, espinas de pescado, huesos, semillas, etc.
  • Alimentos secos, como patatas chips, pan tostado, frutos secos, etc.
  • Alimentos pastosos como los caramelos toffees, arroz seco, etc.
  • Alimentos con dobles texturas: caldo con pasta, lentejas con zumo, fruta jugosa, leche con cereales sólidos, etc.
 
 
Textura de la bebida recomendad durante las comidas
En las comidas principales (desayuno, comida y cena) un vaso de agua gelificada. A media mañana y con la merienda, un vaso de agua espesada.
   
Profesionales relacionados
Sra. Julia
Salvador Lodosa
Supervisora de Enfermería
Medicina Interna
Sra. Ana Elena
Ruiz Alcaraz
Supervisora de Enfermería
Medicina Interna
Dra. Miriam
Almirall Bernabé
Médico
Medicina Interna
Dra. Josefina
Cortés Hernández
Dr. Josep
Pardos