La prevención es la mejor opción

Seguridad en bebés de 1 a 12 meses

Seguretat en nadons d'1 a 12 mesos a Vall d'Hebron

Repaso de una serie de medidas de seguridad para prevenir accidentes en bebés de 1 a 12 meses.

Información destacada

Prevención de caídas

  • No dejes nunca al bebé sin vigilancia encima de cambiadores, camas, sofás o sillas. Si no lo puedes sujetar, déjalo en un lugar seguro, como la cuna.
  • Asegúrate de que el cambiador está estable, incluso cuando el bebé patalea. Y si te tienes que alejar, sujétalo siempre con una mano.
  • Antes de que empiece a ir a gatas, instala vallas apropiadas en escaleras, ventanas y puertas.
  • Coloca siempre la hamaca del bebé en el suelo. Cuando sea mayor sujétale las piernas para que no pueda girar la hamaca hacia adelante.

 

La hora del baño

  • En el momento del baño, sujeta bien al bebé. Hazlo suavemente, pero con firmeza y no te distraigas.
  • No lo dejes nunca solo dentro o cerca de una bañera, piscina, el mar o un recipiente con agua. Un niño se puede ahogar en solo 5 cm de profundidad de agua.
  • Asegúrate de que el agua de la bañera no supera los 37 ºC. Cuando llenes la bañera, si el grifo no tiene mezclador de agua, añade primero el agua fría y después añádele la caliente.

 

Para evitar quemaduras

  • No tomes ni transportes bebidas calientes con el bebé en brazos.
  • Asegúrate de que el bebé esté a la sombra y protege su piel.
  • Protege los enchufes, especialmente cuando empiece a gatear.
  • Ten mucho cuidado con las estufas, tanto por las quemaduras como por la emisión de gases contaminantes.

 

Los viajes en coche

  • Usa siempre dispositivos de retención apropiados a la edad y al peso del bebé y las características del vehículo. Y sigue las instrucciones de montaje del fabricante.
  • Asegúrate de que siempre esté bien sujeto/a en el asiento de seguridad homologado.
  • Pon el bebé dentro del capazo o la sillita adecuada con las fijaciones de seguridad homologadas, de acuerdo con la normativa vigente.
  • ¡No lo dejes nunca solo en el coche!
  • Es conveniente que los bebés viajen siempre en sentido contrario a la dirección del vehículo y en los asientos posteriores, ya que el riesgo de lesiones en caso de accidente es menor. Aun así, si la sillita está en el asiento delantero, desconecta el cojín de seguridad.
  • Verifica que no haya objetos sueltos por el coche, ya que los puede tirar y causar distracciones al conductor

 

Protección de las orejas

  • Evita tener el volumen de la música alto y también los ruidos fuertes y repetitivos.
  • Controla que el sonido de los juguetes no sea demasiado fuerte ni agudo. Es mejor probar los juguetes antes de comprarlos

 

Otros accidentes

  • Revisa que los frenos del cochecito funcionen correctamente.
  • Revisa que las tetinas de chupetes y biberones no tengan grietas.
  • Evita toallas o cuerdas que cuelguen y que, en caso de que las estire, puedan hacer caer objetos.
  • No dejes a su alcance objetos pequeños ni le des trozos de alimentos duros como manzana, zanahoria, palomitas o patatas fritas.
  • Presta atención a las bolsas o envoltorios de plástico, globos u otros objetos que lo puedan asfixiar.
  • No lo dejes solo con animales de compañía, ya que sus reacciones son imprevisibles.
  • Los medicamentos y los productos de limpieza y tóxicos tienen que estar muy lejos de su alcance.
  • No le pongas cadenillas en torno al cuello, pendientes grandes o anillos y no utilices agujas.

 

Tabaquismo pasivo

El tabaquismo pasivo perjudica la salud del bebé. El humo ambiental del tabaco, denominado también humo de segunda mano, es una mezcla del humo que exhalan las personas fumadoras y el humo de la combustión pasiva del cigarrillo. Los dos humos son tóxicos y contienen productos irritantes respiratorios y cancerígenos. El humo del tabaco se comporta como el vapor: se instala en el medio ambiente e impregna la ropa, el pelo, los muebles, las cortinas, etc. Por lo tanto, a pesar de haber apagado el cigarrillo, los elementos tóxicos quedan en el aire, hecho que hay que tener en cuenta para proteger la salud de los pequeños. Por lo tanto:

  • No fumes en casa, ni en las ventanas ni en ninguna de las estancias, ya que no existe ningún dispositivo que elimine del ambiente el humo del tabaco.
  • Pide a las visitas que no fumen en casa.
  • Si fumas en el balcón o la terraza, cierra la puerta de acceso a la vivienda.
  • No fumes en el coche, aunque el bebé no esté.
  • Cuando salgas con el bebé, evita los espacios cerrados donde se fume.
  • No fumes delante del bebé, aunque estéis en espacios abiertos.
    
Noticias y actividades