La prevención es la mejor opción

Dieta enfermedad renal crónica

Consells nutricionals per malalts renals Vall d'Hebron

Una alimentación sana es la base para un buen estado de salud. Los pacientes con ERT pueden requerir hacer cambios en su alimentación. Estos cambios pueden incluir limitar los líquidos, consumir una dieta baja en proteína, reducir el consumo de sal, potasio, fósforo y otros electrólitos.

Siempre se debe  tener presente modificar la dieta si empeora la enfermedad renal o se ha de entrar en diálisis.

Información destacada

Se recomienda una dieta variada y equilibrada, con la aportación de energía y todos  los nutrientes adecuados a las necesidades de cada persona según la edad, sexo, talla, y actividad física que realice.

En la ERT el propósito de la dieta es mantener un equilibrio de electrólitos, minerales y líquidos.

Los pacientes en Diálisis necesitan una dieta especial para reducir la acumulación de productos residuales de su cuerpo. Es muy importante limitar los líquidos así como las proteínas, sodio, potasio y fósforo.

Los pacientes en diálisis necesitan una alta ingesta de proteínas para mantener una nutrición adecuada. Estos pacientes se pueden desnutrir y eso, a menudo, supone un pronóstico desalentador.

La dieta ayuda a los pacientes en diálisis a sentirse  mejor.

 

Recomendaciones alimentarias:

1. Si no hay problema en el consumo de carbohidratos, estos alimentos son una buena fuente de energía. 

2. Grasas: Pueden ser una buena fuente de calorías. Es importante la ingesta de grasas mono insaturadas y poli insaturadas (aceite de oliva). Importante controlar el colesterol para evitar aumentar el riesgo cardiovascular.

3. Proteínas: A los pacientes con ERT que no han entrado en programa de tratamiento sustitutivo renal (TSR), se le recomienda limitar la ingesta de proteínas con el fin de retardar la progresión de la enfermedad renal. Esto cambia con el comienzo de Diálisis, ya que necesitara más proteínas (los pacientes en diálisis peritoneal necesitan aún mayores aportes de proteínas, ya que se puede perder una gran cantidad de éstas en el liquido peritoneal que se descarta).

Pre diálisis se recomienda dieta baja en proteínas basadas en el peso, etapa de la enfermedad, cantidad de músculo que la persona  tiene y otros factores.

Es recomendable en diálisis una ingesta de 1 gr por kilo y día de alimentos ricos en proteínas, se pueden añadir a las comidas, claras de huevos o proteínas en polvo.

4. Calcio y fósforo: Hay que controlar los niveles de calcio y fósforo ya que en la ERT los niveles suelen estar demasiado altos, lo cual puede causar:

   Calcio bajo: Esto provoca que el cuerpo extraiga el calcio de los huesos, por lo que los debilitan.

   Picazón

Se ha de controlar la cantidad de lácteos (leche, yogur, queso) que se consumen por la gran cantidad de fósforo. Sí es verdad que hay alimentos que son bajos en fósforo tales como, margarina, mantequilla, crema de queso, crema de leche y batidos sin lácteos.

Como tratamiento médico se incorporan suplementos de calcio para prevenir la osteoporosis, y que ayudan a fijar el fósforo en los alimentos, por ello es importante tomar estos suplementos/medicación junto con la comida.

También se dan aportes de  vitamina D para controlar el equilibrio de calcio y fósforo.

5. Sodio – sal: La reducción de sodio ayuda a controlar la hipertensión arterial.

De la misma forma ayuda a controlar la sed  (tener que aumentar la ingesta de líquidos) e impide que el cuerpo retenga líquidos. 

-Es recomendable fijarse en las etiquetas de los alimentos:

  • Bajo en sodio
  • Sin sal agregada
  • Libre de sodio
  • Sin sal 

-Es importante consumir productos con menos de 100 mg de sal por porción.

-NO usar sal al cocinar, sustituirla por especias.

-NO utilizar sustitutos de sal que contengan gran cantidad de potasio.

6Potasio: Los niveles sanguíneos de potasio ayudan a mantener constantes los latidos del corazón. Si se acumula potasio porque los riñones no funcionan correctamente se pueden presentar alteraciones cardiacas.

Controlar la ingesta de potasio también ayuda a prevenir la hipercalcemia.

El potasio se encuentra en muchos grupos de alimentos,  incluyendo frutas y verduras.

 Recomendaciones de frutas:

  • Melocotones, uvas, peras, cerezas, manzanas, piña, sandia.
  • Evitar naranjas y/o zumo de naranja, nectarinas, melón, ciruelas, plátano, uvas pasas, kiwis.

Recomendaciones de verduras:

  • Brócoli, repollo, zanahorias, coliflor, apio, pepino, lechuga, calabacín.
  • Evitar espárragos, aguacate, patatas, tomates y/o salsa de tomate, espinacas. 

Recomendamos la técnica de la doble cocción, que es hervir las verduras primeramente una vez y cambiar el agua para hacer una segunda cocción, así como dejar (patatas y verduras)  en remojo cambiando varias veces el agua.

7. Hierro: Los pacientes con ERT suelen tener anemias y suelen necesitar aportes extras de hierro.

Alimentos ricos en hierro: Hígado, carne de cerdo, pollo, berberechos, espinacas ( ojo ricas en potasio).

8. Líquidos: En las fases iniciales de la insuficiencia renal, no es necesario limitar la cantidad de líquido que se bebe. Sin embargo, a medida que la enfermedad empeora será necesario vigilar con la cantidad de líquidos de la ingesta.

En la ERT, la cantidad de orina que el cuerpo produce disminuye y el gasto urinario se suele detener por completo tras 6 meses en TSR en hemodiálisis.

(Los pacientes en diálisis peritoneal usualmente mantienen una diuresis residual mayor en cuanto a un periodo de tiempo más prolongado y tienen menos restricciones en la ingesta de líquidos, sodio y potasio, ya que ellos tienen tratamientos de diálisis todos los días)

La ingesta de líquidos será las pérdidas insensibles por día, más la diuresis residual que conserve. Es importante hacer hincapié en que los alimentos también contienen líquidos.

Entre las sesiones de diálisis, el líquido se puede acumular en el cuerpo, es importante controlar por ello la cantidad de los mismos que se ingieren para evitar complicaciones (edemas y dificultad respiratoria). 

Las sugerencias que se realizan son:

  • NO consumir demasiados alimentos que contengan mucha agua como sopas, purés/cremas, gelatinas, lechuga, apio, tomates, melón
  • USAR tazas o vasos más pequeños
  • Evitar el consumo de alimentos salados
  • Congelar y hacer cubitos de agua o zumo para calmar la sed

 

Profesionales de Vall d’Hebrón destacados en esta educación/patología:

Equipo de enfermería TSR /Nefrología:

MªAngels Coyo Montero, DI

Carmen Martínez Rubio, DI

Laura Núñez Rodrigo, DI

Carmen López Queizan, TCAI

Teresa Eixarch Lanaspa, Supervisora d’Infermeria

   
Profesionales relacionados
Dr. Ramon
Vilalta Casas
Médico
Nefrología Pediátrica