La prevención es la mejor opción

Consejos de salud al paciente diagnosticado de miocardiopatías y aortopatías familiares (Marfan y otras)

Miocardiopaties familiars a Vall d'Hebron

Los pacientes con estas patologías tienen que  seguir una dieta variada con poca o sin sal. Según el grado de la patología, también se tiene que controlar la ingesta y  la eliminación de líquidos. Es importante hacer ejercicio físico moderado, de acuerdo con el grado de patología. La actividad sedentaria no es aconsejable, excepto cuando lo indique el médico o la médica.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta si sufres miocardiopatías y aortopatías familiares?

Indicaciones con el fin de evitar complicaciones:

  • Reducción de la sal: para sustituirla se pueden utilizar otros condimentos o saborizantes como el vinagre, limón, pimienta, tomillo, mostaza, aceites aromatizados, ajo, etc. También se pueden usar técnicas de cocción que permiten mantener el sabor de los alimentos: al vapor, en papillote, al horno o al microondas.
  • Reducción de grasas: se debe evitar el consumo de alimentos que contienen grasas saturadas y colesterol: lácticos, carne roja y vísceras, embutidos, bollería industrial, alimentos precocinados y salsas industriales. Se aconseja comer carne blanca (pollo, pavo y conejo), pescado azul, dos huevos semanales y lácticos descremados.
  • Reducción de peso si es necesario.
  • Control de la ingesta y de la eliminación de líquidos (agua, vino, leche, sopas, caldos, etc.) según el grado de la enfermedad.
  • Ejercicio físico: se recomienda hacer ejercicio físico leve, moderado o pasivo. En ningún caso se puede hacer ejercicio extenuante. Los pacientes pueden ser derivados a la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria, donde valorarán la rehabilitación que hay que hacer.
  • Adherencia al tratamiento farmacológico prescrito: control del seguimiento del tratamiento farmacológico.