La prevención es la mejor opción

Cómo evitar las quemaduras y sus secuelas

Cremats crítics a Vall d'Hebron

La legislación de normativas de seguridad para prevenir accidentes y quemaduras tienen un gran efecto (salidas de emergencia, instalación de extintores y sistemas de detección de humos, etc.), pero se necesita un periodo de tiempo para ver sus resultados. Las campañas educativas van dirigidas o bien a grupos específicos de la población o bien a causas específicas, como por ejemplo las campañas de prevención de quemaduras por el uso de artículos pirotécnicos. El principal inconveniente de las campañas educativas es que intentan conseguir un cambio en el comportamiento de la población, y eso no siempre es fácil.

Información destacada

¿Qué debes tener en cuenta para evitar las quemaduras y sus secuelas?

Hay diferentes medidas que permiten evitar sufrir quemaduras:

  • Se tiene que tomar el sol siempre con protección solar y evitar la exposición durante las horas centrales del día.
  • Se tienen que poner tapas de seguridad para niños en todos los enchufes.
  • No se deben sobrecargar los enchufes.
  • No se tienen que utilizar aparatos ni electrodomésticos con cables en mal estado o alargadores en mal estado.
  • Hay que evitar que los niños puedan llegar a los cables para que no se hagan daño si los muerden.
  • Se tienen que seguir siempre las normas de seguridad específicas de cada aparato eléctrico.
  • Hay que revisar frecuentemente los juguetes electrónicos para detectar signos de desgaste.
  • Se deben reparar o tirar los aparatos que hagan chispas, se calienten en exceso al funcionar o emitan un olor extraño.
  • Se tienen que colocar los calefactores eléctricos a una distancia de un metro como mínimo de las camas, cortinas o cualquier otro objeto inflamable.
  • Para dormir, se debe utilizar ropa catalogada como ignífuga (de poliéster o de algodón tratado). Generalmente, la ropa que no está catalogada como ropa para dormir no es ignífuga.
  • Es necesario explicar a los más pequeños que los vidrios de los hornos o de las chimeneas pueden calentarse mucho y quemar y, por lo tanto, no se tienen que tocar.
  • No se tiene que dejar que los niños se queden solo en la cocina si se está cocinando. Se deben mantener siempre lejos de los fogones o de la vitrocerámica.
  • Los mangos de las ollas y las sartenes se han de colocar de manera que no sobresalgan y los niños no puedan llegar a ellos.
  • No se debe sostener un niño a hombros mientras se está cocinando.
  • No se tienen que coger bebidas calientes con un niño sentado en el regazo.
  • En caso de tener hijos pequeños, no hay que caminar llevando líquidos calientes sin saber dónde están los niños, para evitar tropezar con ellos.
  • Se debe colocar el termostato de agua caliente a 49 °C o a un nivel bajo-medio.
  • Es necesario comprobar siempre la temperatura del agua de la bañera antes de colocar al hijo o hija.
  • Se tiene que abrir siempre primero el agua fría antes que la caliente y la fría se tiene que cerrar después de haber cerrado la caliente. 
  • En la bañera, se tienen que colocar los niños de espalda al grifo, de modo que sea menos probable que puedan manipular accidentalmente el agua caliente.
  • Hay que desconectar los aparatos eléctricos del baño cuando no se estén utilizando.
  • Se debe evitar hacer terapias con vahos. Su eficacia no ha sido demostrada, en cambio su asociación al riesgo de quemaduras sí, sobre todo en menores de tres años.
  • No se tiene que encender ni reavivar ningún fuego doméstico (chimenea, barbacoa, fondue) echando líquido inflamable directamente desde la botella (por ejemplo, el alcohol de quemar).
  • No se debe utilizar gasolina como sistema para encender una chimenea o una barbacoa. Existen sistemas especialmente diseñados para estas acciones.
  • Es necesario limpiar regularmente las chimeneas.
  • No se debe fumar en la cama, especialmente si se está cansado o se está tomando medicación que provoca somnolencia.
  • No se tienen que dejar velas encendidas al ir a dormir. 
  • Los mecheros, las cerillas, los productos químicos y las velas se deben mantener fuera del alcance de los niños. Si es necesario, se pueden colocar cerraduras o sistemas de seguridad en los armarios donde se guarden los productos de limpieza.
  • Hay que guardar siempre los productos de limpieza o similares en sus envases originales, nunca en botellas de plástico de leche o de agua.
  • Se tienen que seguir siempre las instrucciones de uso cuando se manipulen productos químicos.
 
Enfermedades relacionadas
 
Profesionales relacionados
Dr. Marcelino
Baguena Martínez
Jefe de Servicio
Cuidados Intensivos de Traumatología
Dr. Carlos
Rodrigo Gonzalo de Liria
Investigador
Medicina materna y fetal
Investigador
Pediatría
Dr. Juan Pedro
Barret Nerín
Jefe de Servicio
Cirugía Plástica y Quemados
Dr. Josep Antoni
Ramos Quiroga
Investigador Principal
Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones
Psiquiatría
Investigador Principal
Psiquiatría
Sr. Carlos
Moreno Ramos
Supervisora d'Infermeria
Cirugía Plástica y Quemados
Sr. Victor
Quintanilla Janillo
Supervisora d'Infermeria
Cuidados Intensivos de Traumatología
Sra. Laura
Yague Velasco
Supervisora d'Infermeria
Medicina Física y Rehabilitación
Sr. Alex
Ginés Puertas
Responsable/Coordinador
Medicina Física y Rehabilitación
Sr. Albert
Cortés Borra
Supervisora de Enfermería
Pediatría
Dr. David
Sanz Gil
Médico
Cirugía Plástica y Quemados
Dr. Jorge
Aguilera Sáez
Médico
Cirugía Plástica y Quemados
Dra. Izaro
Hernan Marcaida
Médico
Patología Mamaria
Dr. Anselmo
Garrido Ferrer
Médico
Cirugía Plástica y Quemados
Noticias y actividades