El Código Sepsis Intrahospitalario de Vall d’Hebron ha permitido tratar a más de 1.100 pacientes

El Hospital Universitario Vall d’Hebron puso en funcionamiento en octubre de 2015 el Código Sepsis Intrahospitalario para mejorar la atención de los pacientes que sufren esta enfermedad que pone en riesgo su vida. 

23/03/2018

La sepsis es una enfermedad compleja, inducida por una infección, que provoca alteraciones de las funciones de los principales órganos vitales y en el 20% de los casos puede causar la muerte del paciente. Se considera que en Cataluña afecta a más de 200 pacientes por cada 100.000 habitantes y año. Sólo en 2014, 478 menores de 16 años y 22.500 adultos con sepsis requirieron ingreso en un hospital de agudos de Cataluña, y aproximadamente el 25% de ellos tuvieron que ser ingresados en los servicios de medicina intensiva.

Por este motivo, el Hospital Universitario Vall d’Hebron puso en funcionamiento en octubre de 2015 el Código Sepsis Intrahospitalario. Con este código ya se han podido tratar a 1.140 pacientes en Vall d’Hebron, un hecho que, como explica el Dr. Juan Carlos Ruiz-Rodríguez, del Servicio de Medicina Intensiva de Vall d’Hebron, “ha permitido identificar mucho antes a los pacientes que sufren este tipo de infección y, por lo tanto, tratarlos en fases tempranas de la enfermedad, factor que mejora el pronóstico”.

Gracias a este código, cuando se detecta que un paciente sufre sepsis, se activa un circuito enfocado a tratarlo de forma integral, multidisciplinaria, con la mayor precocidad posible y con la máxima excelencia. “Cuando se activa el Código Sepsis, los diferentes servicios implicados siguen un protocolo”, añade el Dr. Ruiz. El equipo del Código Sepsis del Servicio de Microbiología, coordinado por la Dra. Nieves Larrosa, tiene como objetivo identificar rápidamente los microorganismos responsables de la infección, y, de este modo, los médicos pueden aplicar el tratamiento más adecuado de forma precoz. Como indica el Dr. Ruiz, “en Vall d’Hebron, la activación del Código Sepsis es absolutamente transversal, y, en función de donde esté ingresado el paciente, pueden actuar profesionales de la UCI, de Urgencias, de Traumatología, del Hospital MaternoInfantil... Todos conocen el código y saben qué tienen que hacer. En este sentido, es clave actuar de forma rápida y coordinada, y es lo que conseguimos gracias al Código Sepsis”.


Banco de Sepsis

Por otro lado, Vall d’Hebron cuenta con uno de los tres bancos de sepsis que hay en todo el mundo. Se trata del Banco de Sepsis del Biobanc del Hospital Universitario Vall d’Hebron. “Es una herramienta fundamental para hacer investigación, no sólo interna en nuestro centro sino también externa y disponible para toda la comunidad científica –explica el Dr. Ruiz–. Los pacientes de Vall d’Hebron que sufren sepsis son donantes de este banco. Por lo tanto, disponemos de un abanico muy amplio y variado de muestras de sangre de enfermos con sepsis, hecho que nos permite facilitar y potenciar la investigación para mejorar la atención de los pacientes”.

Compártelo:

Subscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Hospital Universitari Vall d'Hebron - Institut Català de la Salut.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento.
Procedencia: El propio interesado.